Para variar, la mayoría de los servicios que intentan facilitarle la vida a las personas, no se les da la importancia necesaria, o simplemente,no les importan a nadie. Sin embargo, ¿quién no ha encontrado las respuestas de una tarea que creía que no podría hacer o que le tomaría mucho tiempo, en un sitio web donde salía justo lo que necesitabas?, o ¿no te ha pasado que tenías que encontrar urgente un documento para pagar alguna cuenta y pudiste gracias a los contenidos de la  página de esa  empresa?

Señoras y señores, tomen sus teléfonos y llamen a un ARQUITECTO DE LA INFORMACIÓN, para agradecerle todas las veces que te ha salvado en más de algún problema.

Como las hormigas, el arquitecto de la información, trabaja arduamente día a día para lograr su objetivo. En este caso, “ayudar a la gente a ver lo invisible”, que en otras palabras, es permitirle a esa persona común y corriente a utilizar de manera sencilla el sitio web y encontrar rápidamente lo que busca. No obstante, al igual que las hormigas, a pesar de todo el trabajo que haganr, fácilmente PUEDEN SER PISOTEADOS, por sus colegas o las empresaa en la que trabajan.

¿Por qué será que siempre se priorizan o se elevan aquellas profesiones tradicionales por sobre oficios novedosos que no tienen otro fin más que compensar y entregar comodidad a la señora que ve matinales?

BASTA de tirar para abajo a jóvenes o no tan jóvenes que se atreven por algo distinto. Como en todo, cada vez que surge algo nuevo o una profesión adaptada a los cambios sociales actuales, se le mira de una manera peyorativa, casi sin futuro. En la vida se deben correr riesgos para lograr las metas que se tengan. Los arquitectos de la información, puede no tengan una carrera como tal para desenvolverse en ella, pero sí todos los que trabajan en esto tienen algo en común, CREATIVIDAD. O, ¿no sería desagradable que todas las páginas fueran iguales o tan complicadas de encontrar su información que terminarías apestado por no conseguir lo que querías? Piénsalo, las hormigas también pueden aburrirse.

Anuncios