Category: Uncategorized


Cambio de switch

El especialista Juan Carlos Camus hace días atrás visitó la Escuela de Periodismo de la PUCV.  El rol del periodista, como nos cuenta Camus, se ha visto enfrentado a un sinfín de nuevas posibilidades de las que antes no estaba acostumbrado. Tanto Internet, Recursos Multimediales, Usabilidad y Arquitectura de la Información, saturan un poco a los que llevan tiempo en esto y que sólo se han dedicado a escribir en el Diario donde llevan años.

De todas formas, las ventajas que tienen para las comunicaciones el uso de Internet, es que éste da la oportunidad de transmitir todo lo que está pasando en tiempo real. Es decir, si tenemos un choque en el metro de Santiago y hay alguien que tiene un celular para grabar y verlo instantáneamente, usted señora y caballero, sentirá que está al lado de lo que sucede porque lo podrá ver en directo. ¿Sirve entonces o no Internet?

Además y como lo señalaba Juan Carlos Camus, las nuevas plataformas con las que se conviven día a día permiten un cambio en la manera de hacer Periodismo. En palabras simples, el que hayan surgido espacios donde los mismos usuarios comenten sobre las noticias y entreguen NUEVAS PERSPECTIVAS Y CONSEJOS acerca de cómo uno hace el trabajo y cómo planteó el hecho, beneficia a todos los interesados por informarse de lo que pasa afuera.

“Hay una nueva narrativa, la información se transforma en aplicación donde se interactúa con los datos más que leer los datos, los lectores son usuarios y las redes sociales una herramienta más”, dejó en claro el experto Camus.

Los cambios y nuevos espacios que están desarrollando por estos días el Periodismo, no son más que un aporte para USTED que se encuentra en su casa esperando ser informado.  Todas y cada una de las plataformas de los medios tradicionales seguirán existiendo y por lo mismo debe tratar de acercarse con las nuevas que le permiten tener opinión y decir si algo le gusta o no. ¿No cree también que ya es hora de levantar la voz?

Estudiantes, trabajadores, ejecutivos, dueñas de casa e incluso los más pequeños, ingresan diariamente a sitios web en busca de soluciones rápidas para ahorrarse de esa manera el tiempo y aburrimiento de hacer largas colas para responderse lo que quieren saber.

Todo bien y felices, pero cuando entran a Internet y se dan cuenta de que no entienden ABSOLUTAMENTA NADA de lo que sale, ¿no les pasa que empiezan a lanzar “malos comentarios” con aquel que diseñó el sitio?

Amigos y amigas, la solución ya está aquí, gracias al concepto de Usabilidad que básicamente tiene que ver con que los usuarios puedan acceder de manera más simple a las herramientas y opciones que tiene la empresa a disposición. El ser humano bien sabe que es difícil que se adapte 100% a nuevas plataformas, sobre todo cuando la edad quizás les impide manejarse tanto con la tecnología, pero de igual manera debe estar la opción para aquellos que quien innovar y hacer de su vida más “light”.

No obstante, ya hay varias instituciones que se están preocupando de contratar profesionales destinados a crear sitios en pos de facilitarle la vida a aquellos que prefieren pasar más tiempo en su casa viendo el mundial que darse la LATA de sacar un numerito y esperar a que una linda niña le diga que tenga que ir a otra oficina para solucionar su problema. O mejor aún, que le digan que tiene que ir al teléfono que está escondido tras la puerta para  hablar con una operadora que le dará mil opciones de las cuales ninguna le servirá. Pasa, ¿cierto?

Estimado, no siempre tienes la culpa de no encontrar en Internet lo que necesitabas con urgencia. La culpa la tuvo una o más personas que no se preocuparon en lo más mínimo de hacer más simple tu vida. Sin embargo y para aportar a que exista una evolución en este ámbito, tienes que dar tu opinión y LEVANTAR LA VOZ sobre lo que te gusta o no te gusta y de lo que consideras bueno o no. De lo contrario, harás que otros corran con tu misma suerte.

Para variar, la mayoría de los servicios que intentan facilitarle la vida a las personas, no se les da la importancia necesaria, o simplemente,no les importan a nadie. Sin embargo, ¿quién no ha encontrado las respuestas de una tarea que creía que no podría hacer o que le tomaría mucho tiempo, en un sitio web donde salía justo lo que necesitabas?, o ¿no te ha pasado que tenías que encontrar urgente un documento para pagar alguna cuenta y pudiste gracias a los contenidos de la  página de esa  empresa?

Señoras y señores, tomen sus teléfonos y llamen a un ARQUITECTO DE LA INFORMACIÓN, para agradecerle todas las veces que te ha salvado en más de algún problema.

Como las hormigas, el arquitecto de la información, trabaja arduamente día a día para lograr su objetivo. En este caso, “ayudar a la gente a ver lo invisible”, que en otras palabras, es permitirle a esa persona común y corriente a utilizar de manera sencilla el sitio web y encontrar rápidamente lo que busca. No obstante, al igual que las hormigas, a pesar de todo el trabajo que haganr, fácilmente PUEDEN SER PISOTEADOS, por sus colegas o las empresaa en la que trabajan.

¿Por qué será que siempre se priorizan o se elevan aquellas profesiones tradicionales por sobre oficios novedosos que no tienen otro fin más que compensar y entregar comodidad a la señora que ve matinales?

BASTA de tirar para abajo a jóvenes o no tan jóvenes que se atreven por algo distinto. Como en todo, cada vez que surge algo nuevo o una profesión adaptada a los cambios sociales actuales, se le mira de una manera peyorativa, casi sin futuro. En la vida se deben correr riesgos para lograr las metas que se tengan. Los arquitectos de la información, puede no tengan una carrera como tal para desenvolverse en ella, pero sí todos los que trabajan en esto tienen algo en común, CREATIVIDAD. O, ¿no sería desagradable que todas las páginas fueran iguales o tan complicadas de encontrar su información que terminarías apestado por no conseguir lo que querías? Piénsalo, las hormigas también pueden aburrirse.

Ahora o Nunca

No por nada dicen que los periodistas tienen que  saber de todo un poco. Con las nuevas tribunas para transmiir información,  se han ido abriendo de a poco otras puertas que años atrás nadie se imaginaría que fueran posibles.

“Si usted ama el periodismo, tiene que amar el tener más herramientas a su disposición y más interacción con la audiencia y la proximidad de la desaparición de las tradicionales restricciones de tiempo y espacio”. Así de claro es el mensaje del joven escritor Mark Briggs a aquellos retrógradas que no son capaces de ver un poco más allá de su pluma oxidada y NO ACEPTAN que el mundo está cambiando y los gustos de las audiencias también.

Briggs pretende que los periodistas estemos preparados para los cambios que representa un auge en la WEB 2.0. NADIE SE INFORMARÁ de los prehistóricos reporteros, flojos de aprender nuevas formas de comunicar. El que exista la posibilidad hoy en día de que los mismos lectores opinen e influyan en el trabajo de uno, es SÚPER relevante para lo que hacemos. ATRÁS van quedando los tiempos del receptor pasivo. Ahora, surgen los que opinan y levantan la voz cuando algo no les parece.

Miedo deben tener los diarios derechistas ahora que no pueden controlar todo el poder de la información. Sin embargo, eso depende de todos los que nos dedicamos al PERIODISMO. Las nuevas plataformas virtuales, obviamente serán difíciles al principio, pero como dice Mark Briggs, con un poco de práctica y motivación, youtube, flickr, blogs y muchos otros, ya no serán un enemigo, sino que por el contrario, una novedosa vía de escape para decir e informar de lo que se quiere.

Si usted es periodista y no le parece lo que acaba de leer. Consejo: DEDÍQUESE A OTRA COSA. Los futuros lectores tienen el derecho de medios de comunicación actuales. No por culpa de algunos, haremos de Chile un país atrasado de las tecnologías y despreocupado de la realidad. Atrévanse, como yo,  a pesar de que nos cueste un poco lo de la web,  de ver otras posibilidades y de insertarse ahora en las nuevas plataformas. Mañana quizás sea tarde.

Los nazis de lo nuevo

Al parecer tanto José Saramago como Kanzaburo Oé e Ignacio Ramonet, tienen un leve grado de paranoia con respecto a las nuevas tecnologías y lo que sucederá en el futuro.  El dormir tanto tuvo que haberles permitido imaginarse varios episodios que como vemos en la actualidad, pocos de ellos existen.

Sin embargo, Saramago (foto) en su libro ¿Para qué sirve la comunicación?, en más de algún punto logra darle en el clavo. Cuando señala que la “comunicación deja de ser una forma de comunión” al referirse de Internet, algo de cierto tiene.

Los usuarios de Internet cada día prefieren más comunicarse por medio del chat o de distintas plataformas virtuales. Casos como facebook que avisan el cumpleaños, hacen que el momento del saludo sea más impersonal y frío en comparación con años atrás en el que se utilizaba el llamado o la misma visita donde el cumpleañero.

Además, Chile se encuentra dentro de los países que lideran el ranking del uso de Internet, lo que para los autores simbolizaría un riesgo más que un avance. Se debe tomar en cuenta en todo caso, que siempre que existe algún tipo de innovacion, sobre todo en el ámbito de las comunicaciones, se suele caer en una exageración de las posibles consecuencias, principalmente porque corresponde a algo que no se conoce.

La idea de quedarse en el pasado y conformarse con lo que se tiene, no es más que mediocridad. En todo momento SE TIENE QUE MIRAR HACIA ADELANTE, en el cómo generar servicios que permitan más comodidad para vivir. El que Ramonet diga que “enriquecerse pronto, sin esfuerzo, sin trabajo, tiene mucho de espejismo”, OBVIAMENTE ES MALO porque contribuye a la desigualdad.

Pero lo anterior, siempre se ha dado y por siempre también se va a dar. No es culpa de la tecnología y menos del Internet, los que están mal son los hombres y mujeres que usan de mala manera un avance del ámbito mundial. BASTA de vivir en el pasado y mejor es cuando la gente aporta… así viven más tranquilos también.

A un mes y medio de que Chile haya sido devastado por uno de los terremotos más fuertes de los que se tiene recuerdo, nuestro querido presidente Sebastián Piñera, decide que es buen momento para tomar tecito con otros mandatarios.

La visita tendría como propósito asistir a la Cumbre de Seguridad Nacional en la ciudad de Washington, según informó Radio cooperativa. Lo curioso es que el señor Piñera también tiene tiempo para salir a trotar tempranito con sus amiguis presidentes por las calles cercanas a la Casa Blanca.

¿Sabrá el compatriota que aún hay chilenos que no encuentran a sus familiares desaparecidos desde el terremoto? o ¿tendrá conocimiento que cientos de personas aún siguien viviendo en CARPAS EN LAS CALLES porque los políticos no se han puesto de acuerdo con el presupuesto para la RECONSTRUCCIÓN?

“Cuando enfrentamos un desafío tan grande como el terremoto, es cuando más requerimos unidad y no división, generosidad y no pequeñeses, grandezas y no críticas infundadas”, dijo Piñera. ¡¡SEÑOR PRESIDENTE!!, preocúpese del pais que le dio su apoyo meses atrás en vez de pasear en el avioncito del Estado. Chile no es una empresa. No necesitamos de autoridades que solucionen el problema, si muchos de ellos son los dueños de los edificios que se cayeron.

Al parecer, a Tatán le quitan el sueño otras cosas. Por ejemplo, el aprovechar su viaje a Gringolandia, para decirle a Obama que el reloj que ocupa a diario es de la suerte, y que su inspiración para tenerlo había sido el reloj que tenía Michelle Obama… súper trascendental.

El jueguito no acaba porque la nueva oposición anda más preocupada del detalle ortográfico del proyecto de reconstrucción que de los beneficios que traería sacar un poco de plata para los que lo necesitan. A Piñera no se le viene fácil… quizás por eso viajará tanto.

Tienes cinco segundos

“Especialidad del periodismo que emplea el ciberespacio para investigar, producir y, sobre todo,difundir contenidos periodísticos”

Ciberperiodismo por Ramón Salaverría

El texto de Juan Carlos Camus muestra sin lugar a dudas una realidad que cada día va tocando más puertas. El autor a lo que más apunta, es acerca de las ventajas y principales diferencias entre el periodismo digital y los medios de comunicación masivos.

Destaca la posibilidad de interacción entre usuario-medio en el “ciberperiodismo”. Por lo mismo, añade una y otra vez el hecho de ir renovando el formato de imagen para que incentiven a la persona a seguir en el sitio web que se encuentra. Por ejemplo, sumándole fotografías, videos, hipervínculos, entre otro. Además, agrega que dentro de los atributos que posee el periodismo digital, es el tener una retroalimentación más acabada de la cantidad de personas que utilizan sus sitios y de si les gustó o no.

No obstante, lo que el autor no reconoce, es que efectivamente medios de comunicación masivos, ya sean radiales, escritos o televisivos, también poseen dispositivos que les permiten conocer el número de personas que están comprando su producto. Verdad es que el rating o el tiraje no son 100% representativos, pero si de alguna u otra manera entregan un patrón significativo, con respecto a cómo los está recibiendo el público.

A su vez, los medios tradicionales deben estar notando el progreso de los medios digitales y la cantidad de usuarios que están perdiendo. Por ello es que en el caso de la televisión, a través de los ahora famosos “cazanoticias” o los “saludos familiares” al fin de cada noticiario de TVN, han tratado de generar una mayor cercanía con las personas y quebrar ese antiguo modelo estímulo-respuesta que preponderó por tanto tiempo.

Asimismo, la TV ha buscado nuevos elementos para que las personas vayan re-encantándose con la tecnología, pero por sobre todo, para que sigan utilizándolos como primera opción para informarse. Ejemplo, el uso de “hologramas” o tecnología touch que utilizó Canal 13 durante el período de elecciones.

Para bien o para mal, el periodismo digital, a pesar de estar innovándose constantemente y de tener todas las herramientas necesarias para ganar la atención de la audiencia, tiene como principal desventaja, que en Chile todavía no existe una cultura digital desarrollada. Motivos económicos o bien por comodidad, hacen que las personas aún prefieran apretar un botón antes que prender el computador para saber lo que les rodea.